El arte y la capacidad de expresarme a través de él son una gran parte de mi vida, no se si siempre tuve talento al pintar o si es solo gracias a las enseñanzas y los consejos de mi profesora de pintura, pero siempre le agradeceré que me haya dado la capacidad de ver el mundo tal y como lo percibo.

Empecé a dar clases de pintura hace 8 años. Durante todo ese tiempo nunca ha habido un solo día en el que no aprendiera algo nuevo o Lola tuviera una sorpresa distinta para nosotros, con su personalidad alocada y nerviosa siempre nos hablaba sobre pintores, obras de arte y técnicas pictóricas, aunque a veces siendo niños, tan ocupados intentando probarlas todas, no mostrábamos ningún interés.  Su persistencia y apoyo siempre nos ayudó a sentirnos orgullosos de nuestro trabajo y no pudo inculcarnos algo más preciado que su pasión y amor por el arte.

Andrea Montalbán Pulido, Estudiante de 2º de Bachillerato