Testimonials

He tenido como maestra a Cristina Pérez de Villar en varias ocasiones, tanto en cursos intensivos de fin de semana como en otros de larga duración. Además de admirarla como artista, como docente valoro la diversidad de técnicas que domina, la atención que nos dedica a cada alumno y la capacidad de crear un ambiente agradable, propicio a la creación y la expresión.

Ana Llorca, Profesora de Educación Primaria

El arte y la capacidad de expresarme a través de él son una gran parte de mi vida, no se si siempre tuve talento al pintar o si es solo gracias a las enseñanzas y los consejos de mi profesora de pintura, pero siempre le agradeceré que me haya dado la capacidad de ver el mundo tal y como lo percibo.

Empecé a dar clases de pintura hace 8 años. Durante todo ese tiempo nunca ha habido un solo día en el que no aprendiera algo nuevo o Lola tuviera una sorpresa distinta para nosotros, con su personalidad alocada y nerviosa siempre nos hablaba sobre pintores, obras de arte y técnicas pictóricas, aunque a veces siendo niños, tan ocupados intentando probarlas todas, no mostrábamos ningún interés.  Su persistencia y apoyo siempre nos ayudó a sentirnos orgullosos de nuestro trabajo y no pudo inculcarnos algo más preciado que su pasión y amor por el arte.

Andrea Montalbán Pulido, Estudiante de 2º de Bachillerato

Fui alumna del Taller de pintura de Lola Montero durante dos cursos. Me hubiera gustado mucho poder continuar, pero por motivos laborales no me fue posible.

Empecé el taller impulsada por mi interés en el arte y, aunque antes apenas había pintado ni había tenido una relación tan cercana con un pintor, Lola hizo con sus orientaciones, enseñanzas y aportaciones que fuera descubriendo como, si fuera "por arte de magia", iban apareciendo dibujos y pinturas que no creía que fuera capaz de hacer.

Fue como abrir una ventana y descubrir colores, formas y cómo con la pintura te haces de los lugares y objetos que representas.

Recuerdo las largas conversaciones que teníamos sobre arte, para mí era un disfrute, pues el arte no suele ser un tema de conversación corriente y con ella encontré a una persona con la que podía dialogar de pintura.

Para mi fue muy enriquecedor el ambiente de su estudio, cubiertas las paredes de cuadros suyos y almacenados por todo el estudio. Me encantaba ver cuándo empezaba un proyecto y su evolución. Ella tiene un trazo firme, seguro y certero, esto último es lo que más me asombraba, y hacía aparecer de pronto árboles, casas, marinas...

Creo que con su entusiasmo y su entrega su nuevo proyecto andará un largo camino lleno de " arte".

Rocío Márquez, Psicóloga

La primera vez que asistí a uno de los talleres de Cristina Pérez de Villar, fue a uno organizado por el CEP de Castilleja, se llamaba Arte y Emociones, me encantó su forma de transmitir y de trabajar, conectando a través de los sentidos y del Arte con nuestra esencia y canalizando nuestras emociones para darles un espacio de expresión.

También he asistido a otros dos talleres más. En sus cursos se abre un espacio de No Tiempo, dónde con su magistral cadencia y su acompañamiento respetuoso te acerca un poco más a ti mismo, al lugar dónde habita la Magia.

Pilar Ortega García, Profesora de Educación Secundaria